Mindfulness, sport life

Mindfulneando, por Carmen Trotter.

Hola, en este post os hablaré de cómo el ejercicio físico puede ser un efectivo antiestrés.

¿Hasta qué punto sirve dar unas vueltas a la manzana cuando no estás de ánimo?

No se trata sólo de estirar las piernas y perder unos kilos. En muchos casos sus beneficios van mucho más allá del aspecto físico.

La relación entre la depresión o estrés y el deporte ha sido objeto de estudio durante décadas y son numerosos los estudios que han concluido que hacer ejercicio mejora el humor de las personas y puede llegar a ser un remedio igual o más efectivo que los antidepresivos.

Sentirse bien

En 2011, un estudio observó a 127 personas diagnosticadas con depresión y que no habían notado ninguna mejora tras ser tratados con uno de los antidepresivos más común. Gracias a la actividad física el 30% de los pacientes remitieron los síntomas.

Este año, un grupo de científicos liderado por Mirko Wegner, del Instituto de la Ciencia del Deporte de la Universidad de Bern concluyó que el deporte tiene un efecto similar a los antidepresivos ya que estimulan los mismos movimientos en el cerebro.

El estudio, que involucró a 40.000 personas, concluyó que los antidepresivos aumentan la concentración de serotonina, un neurotransmisor que contribuye directamente en el sentirse bien y la felicidad.

La actividad física también incrementa la serotonina en la sangre, lo que también ayuda a la formación de neuronas.

“Sabemos que una enfermedad física puede ser la causa de problemas en la salud mental por lo que al estar activo, y por lo tanto físicamente en forma, se puede ayudar a mantener la salud mental”, expresó a la BBC Beth Murphy, directora de información de la organización de caridad para la salud mental Mind en Reino Unido.

Los doctores están comenzando a prescribir el ejercicio como tratamiento médico, y lo están haciendo cada vez más para los problemas de salud mental”

Cómo y cuánto

Para Murphy es importante determinar el tipo de ejercicio y la calidad de cómo se hace.

“Hay investigaciones que demuestran que el ejercicio al aire libre, conocido como ecoterapia, estimula los sentidos de una manera que no lo hace los gimnasios o la actividad en zonas urbanas”, afirmó.

“Los deportes en equipo también ayudan a reforzar las relaciones sociales, hablar de los problemas con otros o simplemente reírse, disfrutando un tiempo lejos de la familia y el trabajo”.

Según las recomendaciones del sistema público de salud en Reino Unido, las personas entre 19 y 65 años deberían hacer unos 150 minutos de actividad física a la semana, sea caminar, correr, nadar o juegos en equipo, ésto no sólo contribuirá a la salud mental, sino que también reducirá la presión sanguínea y servirá para prevenir problemas cardíacos y cáncer.

Por mi experiencia, con media hora al día de ejercicio aeróbico, si es posible por la mañana, es suficiente para oxigenar y aclarar la mente para todo el día. Hay días que tu cuerpo te pedirá más y otros menos, escúchate y sigue tu instinto.

OBVIEDADES

 

No existe la falta de tiempo, es falta de interés.

Cuando algo nos interesa somos capaces de no dormir, sacamos tiempo de donde sea. Está claro, que cuando decimos: “no tengo tiempo para eso”, en realidad estamos diciendo: “no me interesa”, pero es brusco decirlo tan claro.

Se puede decir consciente o inconscientemente pero la realidad es que no nos interesa.

Por ejemplo: si un chico que no te gusta te llama para quedar, no tienes tiempo.

Pero imagina que el que te llama es el amor de tu vida, ¿tendrías tiempo? Lo sacas de debajo de las piedras, eso es así. Obviedad obvia.

 

Besitos y hasta la próxima, ¡a mindfulnear!

 

 

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.